sábado, 28 de marzo de 2020

Con el Reino de Dios sucede como con la "levadura" que una mujer "esconde" en la masa de harina para que "todo" quede fermentado.
La levadura no se ve, pero todo queda fermentado
Vivir de dentro hacia afuera.

"NUESTRA VIDA ESTÁ ESCONDIDA CON CRISTO, EN DIOS"

"La masa de mi vida es inerte e insípida, pero Tú eres la levadura hundida, devorada, y perdida en ella para, desde dentro hacerla fermentar, crecer y transformarse". (D. Alexander).

Actitud maternal de Dios: introducir la levadura en el mundo, la levadura queda escondida en la masa de harina. Dios viene a transformar la vida desde dentro, de manera callada, humilde y oculta.




A zaga de tu huella

"Me he quitado la túnica
¿cómo ponérmela de nuevo? (Cant. 5,3)

Oh Dios, he aquí es estoy desnuda,
sin túnica,
Segura me la quité
y no volveré a buscarla.
No me inquietan los soldados
ni dudo en esta batalla.
Son mis gritos que desnudos
aprenden en libertad, la nada.
Me hablas en mi pudor
que no tema a ser mirada
que descanse en desnudez
que el grito se torna calma.
Mi desnudo es para Ti
y por Ti soy desnudada.
Aprendiendo a ser mirada,
callando seré apropiada
Dios que así nos alcanzas.
(1-Xll-02)



Es por Amor, Señor,
que te has volcado sobre mí
con tanta fuerza.
Es por Amor, Señor
que junto a ti no soporte a

otros dioses.
Es por Amor, Señor,
que siento dolor y anhelos;
que cuanto más me amas,
más hieren y más me sanas.
Es por Amor, Señor,
que me entrego a Ti,
con todas mis fuerzas,
con toda mi alma.
Es por tu amor,Señor,
el que yo te ame.
Es de tanto Amor, Señor que
deseo el fuego para en él,
quemarme,
y sin remedio, aniquilarme.

(30-lll-03)

sábado, 14 de abril de 2018

Entre la Oscuridad y la Luz del día

Joan hittister explora las preocupaciones de la vida moderna, de la mente saturada y del corazón lastimado. Habla de los momentos paradójicos en que nuestras vidas parecen no armonizar con nada de lo que nos rodea.
Joan afirma que solo abrazando las contradicciones podemos vivir bien en medio del strés, aguantar las tormentas emocionales y satisfacer nuestros anhelos de algo trascendente y real.

miércoles, 21 de febrero de 2018

Mística para una nueva era

De la Teología dogmática a la conversión del corazón

William Johnston s.j 

   La búsqueda espiritual procede del hambre inmensa del ser humano por un área de experiencia específicamente humana: el mundo del espíritu y su reino más profundo, el núcleo místico.
   Esta mística no es nueva en sí misma; antes bien, es muy antigua. Pero mientras que la mística del pasado era para una élite de religiosos, la mística de hoy día es para millones de personas que busan, personas unidas en el diálogo y que saben que la Iluminación callada que va más allá de los conceptos constituye el lugar donde pueden converger todas las religiones, donde somos lo mismo y diferente.
   El tercer ciclo del cristianismo, que comenzó con el Concilio Vaticano ll, cuando la Iglesia recibió el reto de inculturarse en una civilización mundial, será la Era de Juan. El énfasis se desplazará de la ley a la mística, de la obediencia a la caridad, de la teología dogmática a la teología mística, de las llaves del corazón, de la superestructura cultural al núcleo espiritual: a la experiencia del fruto del Evangelio y del fuego del amor de Dios en el centro del propio ser.


jueves, 12 de octubre de 2017

Vida del alma

Para llegar a conseguir esa vida ideal del alma, creo necesario vivir en lo sobrenatural; es decir, no obrar en nada "de un modo natural". Hay que cobrar conciencia de que Dios está en lo
más íntimo de nuestro ser, y hay que ir con Él a todos los sitios. De esta suerte deja uno de ser superficial, aun en medio de las acciones más vulgares, porque no vive en esas cosas, sino muy por encima de ellas.

(Isabel de la Trinidad)