miércoles, 7 de abril de 2021

Crisis, crecimiento y despertar (Enrique M.Lozano-DDB)

 Conclusiones al libro: 



Comienzo del despertar: se trata de SER. Ejercitarnos en el modo ser. Al meditar estamos aprendiendo a ser.

Crecemos en la medida que comprendemos quiénes somos.

Dar la bienvenida a todo lo que se pueda presentar en la vida.

Sencillamente ACOGER cualquier negatividad. (burlas, prepotencia, impaciencia, poca ternura, injusticias, desprecios...)

Aceptar las resistencias. D+R=S     S=DxR. 

Observar los pensamientos. Observar el dolor para no generar sufrimiento. La práctica del Sí. Aceptar el dolor. Ver los pensamientos como "nubes". Aparezca lo que aparezca, simplemente observarlo.  El reconocimiento de la impermanencia nos libera. "Todo pasa""Esto que me está ocurriendo es pasajero".

No veas las cosas desde el yo, sino desde la consciencia. Alerta, si hay malestar, consciencia, toma distancia del yo. No evites ninguna realidad, sentimiento o emoción que aparezcan, pero no olvides, nada de eso eres tú. no te reduzcas.

No situarse como víctima. Quien elige el camino de la compasión siempre acierta. Para Jesús el Amor es el camino y la compasión es el amor que se activa ante el sufrimiento y se traduce en servicio eficaz. Es el amor el que nos saca de la crisis: "Lo que viene, conviene".

Integrar para poder transcender. 

Actitudes iniciales para afrontar el dolor:

    1. Hacerse preguntas sanas
    2. El lenguaje que utilizamos que no esté cargado de negatividad.
    3. El cuerpo, puerta para entrar en el presenta y la sensación es la llave. El cuerpo nos introduce en el más profundo silencio contemplativo.
    4. Respiración abdominal, aumenta la serotonina.
    5. Habitar en nuestra "hara", entrañas sentadas (zona del vientre).

Mindfulness no es lo mismo que meditación:

Mindfulness: Resultado de ejercer la atención. Ser conscientes de lo que ocurre en el momento mismo en que ocurre; consciencia de la experiencia presente, con aceptación amistosa y carente de juicio.  La persona adiestrada es consciente de lo que está experimentando en cada instante, sin evitar nada y sin identificarse con ello: su vida está caracterizada por la ecuanimidad y la libertad interior.
Meditación: Estado de consciencia, no está al alcance de la mente. (no-dualidad). Emerge de un modo inesperado cuando la mente se silencia. Es entonces cuando la percepción de la realidad se modifica de un modo radial: el pensamiento aparece como un sueño desde la visión que el nuevo estado otorga.

Si no fuéramos plenitud no sentiríamos la carencia.  El entendimiento no es lo mismo que el pensamiento, (Teresa de Jesús)

Los momentos difíciles se han vivido bien si nos han hecho crecer en capacidad de amar.

Cuando una situación del presente despierta heridas dolorosas del pasado, el malestar suele ocupar toda la escena. No podrá perdonar a quien lo hirió. El perdón sólo es posible en la medida en que trascendemos el yo, requiere tiempo, paciencia y toma de distancia de él.

Cuando se despiertan heridas pendientes, carencias no resueltas, miedos atávicos...todo ello forma parte de un runruneo mental que nos lacera, es remover cadáveres, dando vueltas a lo que ya ha pasado, agravando el sufrimiento innecesariamente y alimentando mecanismo como el victimismo, la queja y el resentimiento. 

"Estar empezando a adentrarse en la tierra pura de un yo descentrado que es capaz de acoger y de entregarse sin devorar porque sabe que procede de un Fondo al que todo vuelve sin habersa separado nunca de él" (X.Melloni)

Índice de prácticas:
Solo estar, solo ser... Una forma sencilla de meditar
Práctica de la amabilidad afectuosa hacia sí mismo (modalidad 1 y 2)
Tonglem: para vivir la compasión
Meditar a partir de un sentimiento doloroso
Pasos a dar para vivir constructivamente un hecho que nos hace sufrir
Vivir constructivamente el duelo de una pérdida afectiva
Practicar la consciencia sin selección
Dejar espacio al malestar: la práctica del "sí".
Práctica para encontrarnos con nuestro niño/a interior
Escuchar el silencio...aceptar todo
Práctica para crecer en compasión
Ocho pasos para aprender a perdonar
Guía práctica para educar y acallar la mente. El camino de la comprensión.

jueves, 25 de marzo de 2021

Oración a la madre silenciosa

 María silenciosa,
que todo imaginaste sin hablar,
más allá de cualquier visión humana,
ayúdame a entrar en el misterio de Cristo
lentamente y profundamente,
como un peregrino consumado de sed
entro en una cueva oscura
al final del cual se escucha una ligero correr de agua.
Antes que nada déjame arrodillarme
para adorar,
haz que luego empuje la roca con confianza,
y envíame serenamente al misterio.
Finalmente calma mi sed
con el agua de la Palabra
en silencio como Tú.
Quizás entonces, María,
el secreto del Hijo Crucificado
se me revelará
en su inmensidad sin fronteras
y caerán las imágenes y palabras
para hacer espacio solo al infinito.
Card. John Henry Newman

martes, 5 de enero de 2021

No te hagas daño a ti mismo (Anselm Grün)

 El camino místico como camino de libertad

El camino místico no cura nuestras heridas, sino que nos conduce a un lugar que trasciende nuestras heridas, al espacio interior de nuestra alma, que no puede ser herido. Y al descubrir en este camino nuestro yo invulnerable, somos verdaderamente libres.

No se trata de una retirada a la pura interioridad, sino de una nueva forma de relacionarse con el mundo exterior, de preservar la libertad interior en cada encuentro con los hombres y las cosas, y desde esta libertad comprometerme apasionadamente con este mundo.

Las heridas no asimiladas nos condenan a herirnos a nosotros mismos o a herir a los demás.


UN CAMINO IMPORTANTE hacia la libertad interior consiste en conseguir unas ideas exactas de las cosas que a menudo son distintas de las ideas que dirigen nuestras acciones y las falsean, y también de las ideas que rigen a nuestro alrededor.

El que ha edificado su casa interior sobre Cristo que es la piedra, no puede verse afectado por ninguna herida.

No hay nadie en la tierra que sea capaz de herir a quien es sensato y está alerta en el Señor.

El que ve la realidad correctamente, el que ordena correctamente la relación de las cosas a sí mismo, es alguien que ya no se hiere a sí mismo y por tanto alguien a quien las demás cosas ya no pueden herirle.

Es tan importante que escuchemos nuestros sentimientos, que prestemos oído a los impulsos de nuestro corazón. Entonces nos habla el Espíritu Santo.

La confianza en Dios nos introduce de una vez en el círculo interior a donde las pasiones no pueden llegar, nos permite ver correctamente las cosas. Si tengo en Dios mi apoyo, ya no necesito tenerlo en ninguna posesión externa, ya no tengo por qué aferrarme ni a los hombres ni a las costumbres con las que me he criado.

Conformarse con lo que Dios nos da, con los retos que nos plantea, con lo que nos pide. Esto nos libera de los hombres que creen que pueden mandar sobre nosotros.

La rodilla doblada y las manos vacías tendidas hacia delante son las dos gestos originarios del hombre libre (Alfred Delp sj) Adoración y amor

Cuando un padre desprecia o pone constantemente en ridículo a su hijo. Se trata de una herida profunda de la que el niño no se puede defender.

Liberación de los viejos modelos de vida (l Pedro 1,18)

El primer paso es conocerlos
El segundo paso sería reconciliarse con el modelo.

El encuentro con Cristo debe llevarnos a una conducta que responda a lo que somos.

Su madre siempre tenía razón. Los fallos eran siempre un reflejo de la maldad o de la pereza de su hija. Este modelo se instala en el inconsciente y determina la conducta. El encuentro con Cristo significa también liberarse de los falsos modelos. Este texto ayuda a penetrar las conductas insensatas heredadas de los padres.

....tenía que poner todo su empeño en que su madre estuviera contenta para que no se pusiera nerviosa y no se enfadara seriamente.

Tienes que despojarte de tu ser tuyo y derretirte en su ser suyo (Wilber 372)

Entonces cesan las quejas lastimeras sobre mi inferioridad. Mi persona es tan importante que Dios se me aparece en su amor. Ya no hay nada en mí que no haya sido tocado por la gracia de Dios.

2Pe 1,19 El autor enumera una serie de virtudes que todo aquel que ha sido tan agraciado por Dios debiera realizar con el máximo celo, para que la naturaleza divina de los cristianos resplandezca a los ojos del mundo "como una lámpara que brilla en la oscuridad".

El que cree puede vivir de otro modo, más consciente y dotado de una nueva energía. No vive desde sí mismo, sino desde la fuente divina que mana en él y jamás se agota, de la fuerza divina que jamás de debilita.

El hombre piadoso, es decir el que teme a Dios, tiene su sitio en Dios. Edifica su casa sobre roca. Quien ha encontrado su sitio en el Señor, no gira alrededor de sí mismo sino que es libre para amar a sus hermanos y hermanas.

La vitalidad, la fecundidad y la vida, desde el fundamento divino son pues los criterios para una sana espiritualidad cristiana.

Para la segunda Carta de Pedro, la vida es el conocimiento de que por Cristo hemos sido hechos partícipes de la naturaleza divina, de que Dios es el fundamento auténtico de nuestro ser, de que todo nuestro ser está penetrado por Dios.

Penetrados por la naturaleza divina viviremos como corresponde a nuestro auténtico ser.

"El que permanece en la interioridad como debe, ese está bien en todos los lugares y con todas las personas. Pero el que no está bien, no está bien en ningún sitio y con ninguna persona. Ahora bien, está bien interiormente el que tiene realmente a Dios en sí mismo. El que tiene a Dios en la verdad, le tiene también en todos los lugares, le tiene en la calle y en toda la genta tan bien como en la iglesia, o en el desierto o en la celda, y todo lo que hace no lo hace tanto él como Dios que está en él "(Eckhart)


sábado, 28 de marzo de 2020

Con el Reino de Dios sucede como con la "levadura" que una mujer "esconde" en la masa de harina para que "todo" quede fermentado.
La levadura no se ve, pero todo queda fermentado
Vivir de dentro hacia afuera.

"NUESTRA VIDA ESTÁ ESCONDIDA CON CRISTO, EN DIOS"

"La masa de mi vida es inerte e insípida, pero Tú eres la levadura hundida, devorada, y perdida en ella para, desde dentro hacerla fermentar, crecer y transformarse". (D. Alexander).

Actitud maternal de Dios: introducir la levadura en el mundo, la levadura queda escondida en la masa de harina. Dios viene a transformar la vida desde dentro, de manera callada, humilde y oculta.




A zaga de tu huella

"Me he quitado la túnica
¿cómo ponérmela de nuevo? (Cant. 5,3)

Oh Dios, he aquí es estoy desnuda,
sin túnica,
Segura me la quité
y no volveré a buscarla.
No me inquietan los soldados
ni dudo en esta batalla.
Son mis gritos que desnudos
aprenden en libertad, la nada.
Me hablas en mi pudor
que no tema a ser mirada
que descanse en desnudez
que el grito se torna calma.
Mi desnudo es para Ti
y por Ti soy desnudada.
Aprendiendo a ser mirada,
callando seré apropiada
Dios que así nos alcanzas.
(1-Xll-02)



Es por Amor, Señor,
que te has volcado sobre mí
con tanta fuerza.
Es por Amor, Señor
que junto a ti no soporte a

otros dioses.
Es por Amor, Señor,
que siento dolor y anhelos;
que cuanto más me amas,
más hieren y más me sanas.
Es por Amor, Señor,
que me entrego a Ti,
con todas mis fuerzas,
con toda mi alma.
Es por tu amor,Señor,
el que yo te ame.
Es de tanto Amor, Señor que
deseo el fuego para en él,
quemarme,
y sin remedio, aniquilarme.

(30-lll-03)